En una empresa de transporte de mercancía, el camión es la herramienta básica y hay que cuidar al milímetro todo lo que necesita el vehículo como, por ejemplo, un seguro de camión. Parece un detalle sin más a tener en cuenta, pero es uno de los elementos que más se olvidan y es muy importante estar al día, puesto que el trabajador está en la carretera prácticamente todos los días y la seguridad es fundamental en un trabajo como el de transportista.

Tener un seguro de camión, ya no es que sea importante, sino que es obligatorio por ley. Además, de que un vehículo debe tener un seguro para poder circular de forma legal, en el caso de los camiones de carga y transportes de mercancías deberán contar con un seguro de responsabilidad civil.

Otra razón por la que es clave tener el mejor seguro para camiones es el coste que tiene una empresa de transportes. Son varios los camiones con los que cuenta una empresa, en ocasiones se transporta carga peligrosa y con conductores diferentes normalmente. Si a eso le sumamos el mantenimiento del vehículo, reparaciones y contratiempos, estar bien cubierto es lo mejor para una empresa que cuenta con una gran flota de camiones.

Los seguros de camiones habituales

Sabemos que tener un seguro de camión es lo principal, pero la pregunta es saber cuales son los mejores seguros para camiones que transportan mercancías. Según el tipo de empresa y la carga que lleves tendrás unas necesidades u otras. Para que puedas tener una ligera idea cuando busques en un comparador de camiones, aquí te explicamos cinco de los seguros más habituales para transportes de mercancías.

  • Seguro de carga: Cubre cualquier tipo de daño que pueda existir en la mercancía que lleve el camión. En cuanto a precio, dependerá de la carga que se transporte, según el volumen o la peligrosidad entre otros factores estará el precio.
  • Seguro a todo riesgo: Es el seguro más caro, pero si es verdad que cubre todas las necesidades por si hubiera algún problema. En este caso, este seguro ocupa la cobertura a terceros, carga, conductor y el camión.
  • Seguro intercambio remolque: Este seguro es algo más específico, es sólo para camiones que lleven remolque. En caso de sufrir daños el remolque, lo roben o se pierda por alguna razón, este es el mejor seguro para este tipo de transporte de mercancías.
  • Seguro de responsabilidad civil: Como hemos comentado anteriormente esta contratación es obligatoria, es el que se conoce como seguro a terceros. Este seguro es, probablemente, de los seguros de camiones más baratos. Cubre el daño que tu vehículo pueda hacer a otros en un accidente de cualquier magnitud.
  • Seguro contra choques: Es otro de los seguros con una cobertura amplia. No sólo en caso de accidente, también si se produce un incendio, vandalismo o por causas naturales como podría ser una inundación, por ejemplo.

¿Qué datos necesitas para contratar el seguro de camiones?

Para que no haya ningún tipo de dudas a la hora de tener que entregar la documentación si firmas un seguro para camiones, de este modo te ahorrarás mucho más tiempo y lo podrás gestionar de una forma más directa. Los siguientes datos que te exigirán las aseguradoras son:

  • Datos personales del tomador del seguro: Los datos básicos para cualquier tramitación, nombre, apellidos, DNI, fecha de nacimiento, sexo, domicilio y profesión. Esta es la información principal que te pedirán a la hora de firmar un seguro.
  • Datos personales del propietario de cada camión asegurado: Si el tomador no es el propietario tendrá que facilitar los mismos datos que hemos mencionado anteriormente.
  • Datos personales del conductor del vehículo: Al igual que en los casos anteriores, los datos básicos de la persona que se va a encargar de conducir el transporte. A esos datos se le añade el permiso de conducción para camiones. La aseguradora querrá conocer más información, si le han retirado el carnet en alguna ocasión o la antigüedad de su permiso de conducir.

Para la contratación de un seguro para un transporte de mercancías se le suman otros datos referentes al camión, como la marca del vehículo, la matrícula y su fecha de matriculación, el uso que se le va a dar al transporte, entre otra información.