Para los conductores profesionales el clima es uno de los mayores problemas que se pueden encontrar durante una larga jornada laboral. Por esta razón, conducir con niebla, lluvia, nieve o viento puede ser un viaje bastante peligroso. El riesgo de sufrir accidentes es mucho mayor y, desgraciadamente, no depende de ellos el tener que lidiar o no con los fenómenos meteorológicos.

conducir con niebla

La lluvia y la nieve son factores a tener en cuenta cuando hablamos de peligrosidad en la carretera, pero conducir con niebla quizás pueda ser uno de los factores más duros a la hora de afrontar una jornada de trabajo en la carretera. Por este motivo, te vamos a dar algunos consejos para que un día de niebla se pueda hacer el transporte de mercancías sin ningún tipo de peligrosidad.

Consejos para conducir con niebla.

Los conductores de camiones normalmente cuentan con una fecha límite para entregar la mercancía y esto hace que se vean en el asfalto con condiciones meteorológicas que en ocasiones normales no tendrían por qué salir a la carretera. En un día de niebla no basta con ir despacio, que eso está completamente claro, hay que tener en cuenta diferentes factores y seguir una serie de pautas para que el viaje se pueda hacer cómodo y tranquilo.

  • Como hemos mencionado antes es fundamental no ir rápido, tomarse la jornada con calma y sin prisas por llegar al destino. Hay que disminuir la velocidad y frenar de forma progresiva, nada de frenazos bruscos. Si la niebla es muy densa es normal que ningún vehículo que se encuentre en la carretera vea lo que tiene alrededor. Sin embargo, el tamaño que tiene un camión es una responsabilidad aún mayor para que no ocurra ningún accidente. Hay que resaltar el reducir la velocidad y, por supuesto, frenar lentamente para que la mercancía del camión no se desvíe y pueda golpear a otros vehículos.
  • Distancia entre vehículos. Tampoco es nuevo decir que la distancia entre los vehículos debe ser mayor en un día de niebla. Aún así, la distancia que deben guardar los camiones entre coche y coche tiene que aumentar. Mientras más niebla, mayor la distancia.
  • Escobillas limpiaparabrisas. Unas escobillas desgastadas pueden complicar todavía más la visibilidad de los conductores, que estén viejas o sucias no limpian en condiciones, e incluso pueden ensuciar más el cristal haciendo que se le añada un grado más de dificultad a la hora de conducir con niebla. Por eso, es conveniente revisar que estén en condiciones para poder salir a la carretera.
  • Faros antinieblas. Este paso no es un consejo, sino una obligación. Sin embargo, no está de más recordarlo. Es clave si vas por carretera para que los demás conductores puedan verte a una distancia prudencial. También, hay que recordar, que si entras en zonas urbanas debes apagar las luces antinieblas para no deslumbrar a coches que vengan de frente.

carretera con nieblaPara que no suceda ningún problema y todos estos consejos sean útiles y estén revisados antes de salir a carretera para hacer un largo viaje sería dar un paso adelante si estás bien informado sobre la meteorología. Conocer antes de salir como está el tiempo y si va a ver niebla, para un transporte de mercancías es adelantarse a posibles problemas. Si consigue ver el tiempo que va a haber en la ruta que va a seguir durante el tiempo que va a estar conduciendo podrías desviar la ruta o al menos estar alerta y que no pille de sorpresa en plena conducción.

En Camión Directo nos preocupamos para que los profesionales de la carretera no sufran ningún tipo de incidentes durante su jornada laboral. Por esta razón, te damos una serie de consejos recomendables a seguir para que no se vean en esta situación estando a cientos de kilómetros de sus casas.

Conducir con niebla podemos decir que es quizás el fenómeno meteorológico más peligros que puede haber en la carretera, más difícil de llevar que un día de lluvia o nieve, puesto que si existe mucha densidad no ves tampoco a los vehículos que están a tu alrededor y tienes que andar con mucho cuidado para no provocar un accidente a coches de un peso mucho menor.