En nuestro país cada vez se vende más el camión de segunda mano. Desde que comenzó la crisis es habitual que los conductores de vehículos de carga se enfoquen más en el transporte de ocasión a la hora de hacer una compra. Ya que comprar un camión de segunda mano puede ser una opción muy recurrente en cuanto a calidad-precio.

comprar camion segunda manoLos precios de los camiones se disparan y un vehículo de gran tonelaje es muy común que se replanteen comprarlo después de dar muchas vueltas y ver una gran cantidad de camiones de segunda mano de 3.500 kg o similar.

Aunque hay algunos profesionales que no terminan de fiarse de los vehículos de segunda mano, conseguir un camión de un concesionario que cuente con productos de gran calidad y ofrece unas buenas prestaciones para los profesionales.

Ventajas y desventajas

Como en la compra de cualquier vehículo se tienen en cuenta varios factores para ver la diferencia entre unos u otros. Con el camión de segunda mano también hay que valorar las ventajas y los inconvenientes, de este modo la elección será más acertada. Alguna de los aspectos a tener en cuenta son:

  • El precio principalmente es mucho menor. Para personas que tienen complicado poder adquirir un camión nuevo, si pueden comprar un camión de segunda mano de cinco años y en un buen estado a un precio más asequible.
  • Los impuestos también se reducen al ser un vehículo de segunda mano. Sin embargo, si te haces con un transporte a estrenar habrá que abonar el 21 por ciento de IVA y el impuesto de matriculación. Por tanto, el precio será aún mayor.
  • El valor con el que cuenta un vehículo de ocasión no baja tan rápidamente como el de uno que acaba de salir del concesionario.
  • Un punto favorable para los conductores de camiones es que los precios de los vehículos de segunda mano pueden variar de una empresa de ventas de camiones a otro, por el cual, si buscas entre diferentes sitios encontrarás auténticos chollos. Un concesionario cuenta prácticamente con el mismo valor que viene de fábrica.
  • El precio del seguro es mucho menor en un coche de segunda mano.
  • Por el hecho de no ser completamente nuevo no hablamos de mala calidad, si lo compras en una empresa que cuente con cierto prestigio la calidad del camión y su duración va a ser perfecta.
  • Las empresas de compra y venta ofrecen al menos un año de garantía para el comprador. Si el vehículo no corresponde a las características al menos tendrá las espaldas cubiertas.
  • Comprar un camión a un particular podría no tener asegurada toda la documentación. Si se hace con una empresa de venta de vehículos no habrá problemas en cuanto a los papeles del camión.
  • En una empresa de venta, el comprador podrá pedir asesoramiento y el vendedor le mostrará un camión que cumpla las necesidades.

También dependerá de la empresa y del número de trabajadores. Para una pequeña o media empresa es aconsejable la compra de vehículos de segunda mano. Es un producto de muy buena calidad y con los controles de seguridad como la ITV incluidas. Además, existen precios para todo tipo de empresas.

Al fin y al cabo, la principal ventaja que tiene adquirir un vehículo de segunda mano siempre será el precio, ante eso es muy complicado competir. Si nos centramos en una desventaja clave de obtener un camión en un concesionario recién salido de la fábrica, podemos hablar de lo difícil que es encontrar un camión en el mercado, debido a que dependiendo del concesionario se podrán ver transportes muy diferentes.

Lo que si está claro es que una vez tengas tu camión de segunda mano, debes hacerte con un buen seguro de camiones y para eso no hay mejor opción que visitar camiondirecto.com. Contamos con un grupo de profesionales que te darán toda la información detallada sobre el tipo de seguro que más te convenga y que mejor encaje con el servicio de transporte al que te dediques de manera profesional.