La crisis del coronavirus sigue su curso y parece que la cosa va avanzando muy poco a poco hasta poder salir del confinamiento que comenzamos a mediados del mes de marzo. Sin embargo, todavía hay profesionales que se ven afectados por el parón que ha habido en todo el país y uno de esos sectores, a pesar de haber estado al pie del cañón desde el primer momento, es el del transporte.

Según encuestas realizadas por la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (ASTIC), las empresas de transporte están sufriendo unas pérdidas notables, entre el 25% y el 50% en sus viajes. De hecho, ha crecido el número de kilómetros de vacío con una media del 30% de los transportes.

Este porcentaje del 30% se debe a la falta de mercancías de materias primas, distribución de vehículos y electrodomésticos. Por otro lado, si se cuenta con un mayor transporte de mercancías de productos alimenticios y de higiene durante esta cuarentena.

Son muchas asociaciones que protestan por las condiciones que viven los transportistas desde que comenzó la crisis. Desde Camión Directo también nos hicimos eco apoyando a los transportistas que desde el inicio del confinamiento han trabajado sin descanso y con carencias de geles desinfectantes, guantes y mascarillas. Además, no contaban con áreas de servicio habilitadas ni lugares de carga y descarga.

Según un estudio, el gasto medio para medidas de protección es alrededor de 120 euros por empleados de media.

A esto le sumamos que un viaje sin carga no está exento de pagar peajes y combustible, un coste muy elevado para hacer un trayecto sin mercancía.

Recuperación prevista

Si hablamos del transporte más allá de la frontera española podemos hablar de una reducción del 55% de vehículos pesados que circulan por Europa actualmente. En este caso, es cierto que ha reducido el porcentaje en comparación con el tránsito de semanas anteriores en Francia y Portugal que fue de un 73%.

Situación de ERTES e infectados

Por fortuna, las estadísticas hablan, que el 44% de empresas de transporte no ha registrado un número elevado de enfermos por COVID-19. De hecho, un 10% total es la media de plantillas de trabajadores que han estado enfermos en estos meses. Por tanto, ha sido mínima las bajas por enfermedad en el sector del transporte que han sido uno de los más expuestos.

Por otro lado, un 40% de empresas del sector admiten que han tenido que recurrir al ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) para hacer frente a la situación. Un 8% no ha tenido más remedio que despedir a sus trabajadores por cierre de empresas.

Futuro de las empresas de transporte

Siguiendo con las estadísticas, el 36% de las empresas de transporte van a necesitar una financiación específica dependiendo del tamaño de las empresas que suponga como mínimo el 15% del total de facturación en un año. Esta petición de las empresas transporte al Gobierno son necesaria para una recuperación económica de garantías después de la gran crisis que estamos viviendo.

Otra opción que se plantea el 80% de empresas del sector es que el Gobierno reduzca de manera significativa las cotizaciones sociales. Además, la devolución del gasóleo profesional y la eliminación de peajes durante el Estado de Alarma.

Estos son algunos de los datos que han quedado reflejados desde el inicio de la crisis del coronavirus y las propuestas y medidas que se plantearán en un futuro no muy lejano para la recuperación económica del sector del transporte.