El pasado 11 de abril el Ministerio de Sanidad hizo público en el BOE la Orden SND/337/2020 por la que se permitía el cierre de varias estaciones de servicio o la reducción de los horarios durante el Estado de Alarma. Todas las estaciones excepto aquellas que se encuentren en lugares estratégicos para el paso de camioneros que tienen que seguir haciendo su trabajo a pesar de que el mundo se haya parado temporalmente.

Esto, en números, quiere decir que el 63% de las estaciones de servicio que están situadas en puntos donde no suelen pasar vehículos pesados con frecuencia han tenido que echar el cierre e irse a casa.

Este porcentaje tan elevado equivale a unas 7.300 estaciones de servicio que han cerrado o disminuido su horario al público.

¿Qué estaciones son las prioritarias?

Como era de esperar, las gasolineras que se encuentran en la mismas autopistas o autovías son las que continúan abiertas, ya que su accesibilidad y su ubicación está más concurrido.

Sin embargo, aquellas gasolineras en las que tienes que tomar un desvío o entrar en pueblos o ciudades durante pocos kilómetros, no son consideradas importantes.

Esto supone otro gran problema para las estaciones de servicio más pequeñas con respecto a las grandes compañías. Las gasolineras independientes serán las que sufrirán esta decisión, ya que grandes petrolíferas cuentan con una situación privilegiada en las carreteras principales.

A esto le sumamos el problema que supone para camioneros que tienen que conducir por carreteras secundarias para transportar distintas mercancías a pueblos y ciudades. En este caso, el conductor del vehículo pesado tiene que estar pendiente en todo momento del depósito de su camión para poder recargar.

Lo que supone un coste más continuado y un tiempo perdido por parte de los trabajadores que deben gestionar aún más sus paradas en una época en la que ya conducen durante demasiadas horas seguidas.

A su vez, las empresas de transporte que cuentan con suministro propio, también se están viendo afectadas por el cierre de gasolineras. Les resulta más complicado encontrar carburante a granel a precios competitivos, ya que el cierre del 64% de las estaciones de servicio han cerrado, el precio se ha elevado notoriamente en las últimas semanas.

Lo cierto es que la vida laboral se ha detenido por completo, pero si hay un sector que necesita ahora más que nunca ayuda para seguir trabajando y suministrando a todas nuestras ciudades de la manera más profesional, este es el sector de los camioneros.

Desde Camión Directo seguimos apoyando a esos héroes que desde que comenzó la crisis del coronavirus han batallado recorriendo todas las carreteras de nuestro país y de Europa para hacer llegar todo lo necesario a la genta que más lo necesita.

Por esta razón, es importante que se mantengan un mayor número de estaciones de servicios en activo y ayude a los camioneros a seguir con su trabajo y servicio al resto de establecimientos y personas que no pueden salir de casa en estos momentos de confinamiento.