Un camión como otro cualquiera que va circulando por la carretera para hacer una entrega. Un vehículo de grandes dimensiones que transporta unas 51.144 latas de una cerveza muy conocida mundialmente, Budweiser.

Sin embargo, el dato no es en sus dimensiones ni en que es un medio de transporte que traslada mucha cantidad de cerveza. Si no que es el primer camión que ha recorrido algo más de 190 kilómetros para entregar la cerveza sin nadie que lo dirija.

Hace bastante tiempo que hablamos de vehículos pesados autónomos, que viajan sin ayuda humana, esos coches del futuro. Pues un Otto ha hecho historia al distribuir cerveza sin necesidad de una persona que lo conduzca.

Banner-CD-1

Primer transporte de un camión sin conductor

El creador de esta iniciativa tenía un objetivo claro y era trasladar toda la mercancía de Budweiser desde un punto a otro, concretamente desde Fort Collins a Colorado Springs en Estados Unidos.

Uno de los principales retos que tenían era poder atravesar un lugar con un tráfico intenso en la zona de Denver donde es muy habitual las retenciones de los vehículos. Sin embargo, fue todo un éxito.

Lo cierto es que fueron exactamente 194 kilómetros de trayecto, de todos aquellos minutos sólo treinta fueron en los que tuvo que intervenir un conductor, estos momentos se produjeron en la entrada y en la salida de la ciudad por la cantidad de peatones que había. Una vez se cruzó la ciudad, en autopista el conductor no tuvo más trabajo y estuvo disfrutando del viaje desde la cabina dormitorio desde un lugar seguro para controlar el camión en caso de suceder algún incidente.

Mientras tanto, el chófer tendrá tiempo de hacer lo que más le apetezca e incluso entrar en la página web de Camión Directo y poder contratar el servicio que más le convenga durante el tiempo que dure el viaje hasta el destino.

Después de varias horas de incertidumbre por el experimento, cerveza llegó al lugar de destino sin ningún tipo de problema a una velocidad de 88,5 kilómetros. Además, un detalle a tener en cuenta es que el camión fue escoltado por patrullas de policías que velaban por la seguridad del resto de conductores.

Otras curiosidades del trayecto

La marca de cerveza Budweiser no quiso hacer un transporte normal como hacen normalmente, al ser algo histórico que puede cambiar el mundo quiso sacar unas latas especiales para una ocasión única.

Una marca que ha querido aprovechar un hito como este para formar parte de la historia al igual que el camión Otto.

¿Cómo fue el trayecto?

Los creadores de este camión Volvo decidieron iniciar este proyecto con un vehículo con remolque de 18 ruedas. Además, por la seguridad principalmente de todos los que le rodean se implementaron radares frontales, sensor LIDAR, cámaras laterales y un sensor GPS para llevar un buen control durante el traslado.

Lo que si han querido dejar claro es que el conductor no desaparece en sus funciones, si no que cambia el papel que tiene dentro del camión. Esto no tratar de eliminar el trabajo de nadie.

El camionero se puede permitir el lujo de ir más tranquilo en la cabina del vehículo pesado y estar atento en tramos de carreteras y en ciudad para poder intervenir en caso de que suceda algún incidente y en zonas donde se encuentran ciclistas y peatones.

El transporte del futuro está ya aquí y ha llegado de la manera más segura con un camión de cerveza especial y aún puede ser más seguro si contrata su póliza con Camión Directo una forma de hacerlo rápido y sencillo.