Las cámaras de tráfico se han modernizado en los últimos años y desde hace tiempo se estaban planteando drones para vigilar las carreteras de nuestro país. De hecho, desde el pasado mes de agosto hay zonas españolas por las que sobrevuelan estas tecnologías con la intención de multar a aquellos vehículos que no cumplen con la normativa.

Desde ya no va a ser necesario que un coche de la Guardia Civil te sancione por ir a una velocidad inadecuada o saltarte un semáforo. Debes saber que hay drones encargados de vigilar desde el aire.

La Dirección General de Tráfico aprovechó las operaciones especiales de verano para poner en marcha la prueba de este nuevo método que desde el 1 de agosto ya sobrevolaban las carreteras en aquellos tramos donde el riesgo es mayor para evitar accidentes.

La idea era cubrir desde el aire zonas por las que transitan más ciclistas, motociclistas y peatones, además de aquellas carreteras donde existen un mayor número de distracciones.

Esta nueva forma de sancionar a los vehículos puede pillar a de sorpresas a muchos de los conductores, por eso es importante que profesionales de la carretera que viajan por todo el país cuenten con un buen seguro de camiones que cubran todas las necesidades. Unas coberturas para tu transporte que podrás encontrar en Camión Directo.

¿Cuántos drones iniciaron el proyecto?

Al comenzar este nuevo método de control fueron 11 los drones, 3 de ellos certificados por el Centro Español de Metrología que son los únicos encargados de denunciar infracciones. El resto, los otros 8 drones, se utilizaron para regular el control con estas cámaras de tráfico.

Aunque se inició en las carreteras de las Islas Canarias, lo cierto es que ya se han extendido por toda España sin una ubicación fija. La DGT va modificando los puestos de estas nuevas cámaras de tráfico dependiendo de las necesidades de cada carretera.

¿Cómo funcionan los drones?

Los drones necesitan de la ayuda de un experto para poder ser manejados. Cuentan con cámaras de alta resolución para poder captar sin problema las imágenes de los vehículos en movimiento hasta una distancia de 500 metros. Además, la altitud que pueden llegar a alcanzar es de 120 metros, una altura a la que no puede ser visto por un coche.

El único problema que tiene el drone encargado del tráfico es su autonomía, es capaz de volar 20 minutos. Tampoco incluyen radar, por tanto, no se puede captar la velocidad a la que circulan los vehículos.

¿Qué multas ponen los drones?

Una de las obligaciones de estas cámaras de tráfico es que sus multas deben ir acompañadas por una fotografía. A pesar de la intención de modernizar el método de seguridad de la vía, la organización de defensa de los conductores Automovilistas Europeos Asociados, existen controversias ya que las infracciones no son controladas por agentes directamente, esto provoca que no cumplan con todas las garantías jurídicas para sancionar.

Esta organización se basa en que los únicos agentes que pueden poner multas de tráfico es la Guardia Civil y estas cámaras de tráfico son pilotadas por funcionarios que trabajan en la Unidad de Medios Aéreos de la DGT, ya que si no existe una certeza de que las imágenes han sido grabadas por estas cámaras no deberían tener validez legal.

Por tanto, los camioneros deben saber que si estas imágenes no han sido verificadas por agentes de la Guardia Civil, están en todo derecho de recurrir la infracción.

Desde Camióndirecto queremos aclarar que hasta el momento no tienen pensamiento de ampliar las funciones de estas cámaras de tráfico y se utilizarán simplemente para sancionar infracciones en la conducción de los conductores que incumplan la normativa de circulación.